lunes, 1 de agosto de 2016

Hablemos de humildad...

El diccionario que consulté dice: “La humildad es la virtud que consiste en conocer las propias limitaciones y debilidades y actuar de acuerdo a tal conocimiento.”
Las religiones suelen asociar la humildad al reconocimiento de la superioridad divina; todos los seres humanos somos iguales ante los ojos de Dios y por eso se debe actuar en consecuencia. Para el budismo, la humildad es la conciencia respecto al camino que se debe seguir para liberarse del sufrimiento.

Desde la filosofíaImmanuel Kant afirma que la humildad es la virtud central de la vida ya que brinda una perspectiva apropiada de la moral. Nos permite observarnos en una real dimensión de lo que somos. Para Friedrich Nietzsche, en cambio, la humildad es una falsa virtud que esconde las decepciones que una persona guarda en su interior, ¡uff! ¡Cuánto hay de esto hoy en día! Tanta gente que se aprovecha de las oportunidades que tienen desde lugares de “poder” y sobre todo en puesto de “servicio a la comunidad”, en organizaciones gubernamentales, tratando de compensar su falta de capacidad.
El verdadero líder valora el trabajo en equipo.


En resumen, humildad es una virtud que brinda una perspectiva apropiada de la moral y que poseen aquellos que son capaces de reconocer sus limitaciones.  Ante los ojos de Dios todos somos iguales y Buda nos habla de la conciencia del camino correcto para evitar el sufrimiento.  Porque el sufrimiento nace de las decepciones que escondemos, o sea la humildad como una falsa virtud (Nietzsche).

Recientemente hemos hecho una consulta en las redes sociales de Grupo Esencial, sobre la virtud que creemos,  les falta a los políticos de Chile,  a propósito de una reciente encuesta en donde se menciona la significativa baja de popularidad de estos, empezando por la persona de la Presidenta.  Y adivinen qué opina la mayoría de los que participaron en nuestra encuesta: ¡….exactamente!  HUMILDAD.

¿Les faltará a los políticos conocer las propias limitaciones y debilidades? o será que se sienten superiores incluso al mismo Dios. En todo caso, me parece que el descontento popular les está diciendo a gritos que están equivocados en la forma que ejercen su liderazgo, porque las personas No se sienten realmente representadas y confiadas en la posibilidad de un futuro mejor.

Hace unos días leí una noticia que me hizo darme cuenta de la importancia de la humildad en el liderazgo.
Dan Price, CEO de una compañía estadounidense llamada Gravity Payments, decidió bajar su sueldo para poder subírselo a todos sus empleados. A mi parecer, una real y concreta muestra de humildad: ponerse en segundo plano para asegurar el bienestar de su equipo. 
Sus colaboradores, en agradecimiento decidieron juntar plata para comprarle el auto de sus sueños: un Tesla Model S. Les comparto el video para que vean el momento: 

Gravity Payments Team Surprises CEO, Dan Price, With A Tesla!


El caso de Gravity Payments, nos hace mantener viva la esperanza de que los nuevos líderes tienen una clara conciencia del camino correcto, propiciando una relación de mutua colaboración con los empleados de su empresa.
Precisamente esta nueva forma de liderar nace de la Humildad, como una base sólida de la virtudes de los Líderes del Futuro.

Paulina Sepúlveda
Directora Creativa
Grupo Esencial

Recuerda revisar nuestro Seminario: El desafío de ser líder


No hay comentarios:

Publicar un comentario