lunes, 5 de diciembre de 2016

LA FELICIDAD COMO OBJETIVO

La felicidad es algo fundamental en todos los niveles de la vida, incluido el laboral. En el trabajo es importante tanto para los trabajadores de una empresa como para el conjunto de la organización. Si se consigue este objetivo, se evoluciona en el ámbito personal, en el colectivo y en los resultados finales. Los beneficios son múltiples y es por este motivo que la gestión de la felicidad en el entorno laboral debe convertirse en un reto común.

El concepto de bienestar en el trabajo ha pasado del plano filosófico al escenario empresarial. Se ha hecho real. Hoy en día se sabe que es posible sentirse a gusto en el trabajo y que, como consecuencia directa, aumenta la productividad. El bienestar laboral es una tarea de grupo, responsabilidad de todos los miembros de una organización, sea cual sea su grado de participación en ella.

El esfuerzo y el trabajo de todas las partes multiplican el éxito del colectivo. Si en conjunto los miembros de una compañía alcanzan sus objetivos, la organización evolucionará y avanzará. A nivel colectivo es necesario trabajar en las actitudes y emociones. Todos sabemos que frecuentemente los malentendidos y las insatisfacciones en el ambiente laboral se producen por la falta de empatía y la actitud ante el trabajo y los compañeros, son fundamentales. El trabajo en equipo es la clave.

El reconocimiento, tanto de los compañeros como de los jefes, es un factor necesario para que los trabajadores alcancen el ansiado bienestar laboral. Las organizaciones y directivos también deben fomentar el valor de sus empleados y tratar de conciliar sus objetivos con los objetivos laborales de sus trabajadores. Cada trabajador debe sentir que su trabajo forma parte de un todo que influencie a los demás. Cada empleado es distinto y esta diversidad debe escucharse y fomentarse. Una empresa debe cuidar el reconocimiento para que sus trabajadores se sientan útiles. Así se cultiva el talento.

El trabajo en equipo es la principal clave para conseguir un clima de felicidad positiva en el trabajo. Todas las partes implicadas deben buscar un objetivo común y trabajar para conseguirlo. Es imposible llegar a esta meta de manera individual, el esfuerzo debe ser colectivo. 

Por Consuelo Cubillos F. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario